jueves, 18 de febrero de 2010

SUSTRATO Y ABONADO DE CACTUS



Aunque los cactus son plantas que soportan suelos de notable pobreza, agradecen que sean cultivados en un sustrato mas nutritivo del que se encuentra en sus lugares de origen.

Existen gran cantidad de fórmulas de sustrato que son recomendadas para el cultivo de cactus, llevando muchas veces en su composición algunos elementos que son muy difíciles de conseguir.

Dentro de la familia de las cactaceas, existe una diversidad de necesidades en cuanto a riqueza de suelo. No obstante, después de haberlas visto vegetar sobre distintos tipos de sustratos, se saca en conclusión que puede establecerse un tipo de suelo adecuado para la mayoría, acondicionandolo convenientemente en los casos de especies con necesidades mas estrictas.

El suelo de aplicación general vamos a denominarlo compuesto estandar.

Debe reunir las condiciones que son esenciales para un sustrato de cactus; porosidad, moderada riqueza, y mediana retención de la humedad. Varios tipos de fórmulas podrían ser dadas si nos guiamos por las condiciones antedichas, un buen comienzo sería un sustrato compuesto por cuatro partes de arena gruesa (partículas de entre 3 y 4 mm.) y 2 partes de tierra negra. Ademas de las numerosas especies que vegetan perfectamente en el compuesto estandar, existen otras que requieren un suelo mas poroso y drenado o bien necesitan un mayor contenido en materia organica. El ajuste de estas mezclas especiales queda muy facilmente resuelto añadiendo un porcentaje en volumen de arena gruesa en el primer caso y de tierra negra en el segundo.

La fertilización del compuesto estandar sugerimos llevarla a cabo agregando una cucharada de postre de harina de hueso por litro de mezcla. De esta forma no necesitamos volver a abonar la planta hasta el próximo cambio de maceta.
Los fertilizantes con alta proporción de nitrógeno deben ser evitados, ya que causan en las plantas suculentas la creación de tejidos muy débiles y acuosos, así como la disminución del número de flores producidas o incluso su aparición.

viernes, 5 de febrero de 2010

COCHINILLAS EN CACTUS



Existen muchas especies de cochinillas, pero éstos insectos son pequeños y difíciles de identificar.

Por lo general son de color gris o marrón claro y su apariencia general recuerda a diminutas cucarachas de entre 2 y 3 mm.

Las cochinillas algodonosas a menudo se acumulan para alimentarse de los tejidos mas tiernos en o cerca del punto de crecimiento.

Muy a menudo, cuando anidan, se esconden cerca de la base de las plantas, justo debajo del nivel del suelo. El primer signo de éste problema es la aparición de bolitas blancas esponjosas en la planta o cerca del borde de las macetas. éstas bolitas son el lugar dentro del cual las hembras anidan y producen sus crías, las cuales pueden nacer vivas o de huevos.

Si solamente hay unos pocas cochinillas que combatir, pulverizando la planta con un poco de alcohol industrial o desnaturalizado (diluido en 3 partes de agua) lograremos acabar con ellas. Si intentamos esto, debemos recordar que las emanaciones pueden ser tóxicas e inflamables y el líquido puede dañar la epidermis de las plantas delicadas.

Para infecciones mas grandes, deberían utilizarse aplicaciones regulares de insecticidas (Debe leerse atentamente el prospecto para ver que plagas controla, uso y precauciones). Tratese la planta con un insecticida de contacto o un insecticida sistémico, siguiendo las instrucciones y tomando las precauciones indicadas en el prospecto.

Cochinillas de la raíz

Se encuentran en las raíces de las plantas infectadas dónde producen un daño considerable. Esto puede conducir a la putrefacción de la planta ya que el daño permite que infecciones fungales o bacteriales penetren los tejidos de la planta.
Síntoma de su presencia es la aparición de depósitos en forma de polvo blanquecino o blanco esponjoso en el suelo y algunas veces bajo la maceta. Su aspecto es por lo general similar al de diminutas cucarachas (2-3 mm. de largo) de color marrón-rosaceo y se encuentran en el suelo y raíces.

El uso de aplicaciones regulares de insecticidas (Debe leerse atentamente la etiqueta para averiguar que plagas combate, uso y precauciones) suministradas con el riego ayudara a controlarlas. Agregando, como medida preventiva, bolas de naftalina molidas al sustrato, aparentemente colabora a evitar la infección por cochinillas de la raíz y probablemente otros insectos. Sin embargo, los químicos presentes en la naftalina pueden causar daño a las macetas de plastico y es mejor utilizarlas en macetas de arcilla. Es importante destacar que, en algunos países, los químicos deben utilizarse solamente según se indica en las etiquetas o prospectos, y otro tipo de uso podría resultar ilegal.

martes, 26 de enero de 2010

Prímula, Primavera



En teoría es una planta perenne que puede durar varios años, pero se suele desechar cuando termina de florecer. Las razones son:

1. El calor y la falta de humedad del verano, las vence.

2. Las segundas floraciones son de menor calidad y más pobres.

Quedan mejor si se plantan por manchas en macizos, en arriates o bien, combinando con otras bulbosas como crocus, tulipanes o narcisos. En macetas y jardineras van fenomenal.

LUZ

En verano le perjudica el sol, por lo que su sitio es a la sombra. En otoño e invierno, es diferente porque los rayos solares son más débiles. el sol tiene menos fuerza. No obstante, depende del clima.

TEMPERATURA

Resiste el frío pero no las heladas fuertes. Gracias a esa resistencia a las bajas temperaturas se puede cultivar durante el invierno en la terraza.

RIEGO

Riega para mantener siempre una cierta humedad en el suelo. El buen drenaje es fundamental para que no se acumule agua en exceso. Si ocurriera ésto, se pudriría por el cuello. En el caso de que tu suelo sea muy arcilloso, aporta mantillo, turba o estiércol y echa arena también.

ABONADO

Usa un fertilizante especialmente ricos en potasio que favorecerá la floración. Puedes, por ejemplo, adicionar al suelo uno de lenta liberación en el momento de la plantación.

PROBLEMAS

La Primula acaulis es susceptible a:

- Araña roja
- Minadores
- Mosca blanca
- Pulgón
- Caracoles
- Gusanos blancos
- Hongo Roya
- Hongo Botritis (elimina las plantas afectadas para evitar un rápido contagio del moho).

• Médula marrón de las Prímulas

Las raíces se pudren y muestran una médula marrón interior. Las hojas amarillean, marchitan y mueren.

Causa: la especie de hongo Phytophthora primulae.

Control: excava y quema todas las afectadas. Cultiva Prímulas nuevas en otro sitio.

• El encharcamiento produce la pudrición del cuello y origina la muerte. Lo contrario también es malo: dejar que la tierra se seque.

• Cuidado con los "golpes de sol" del verano. Plántala en semisombra.

MULTIPLICACIÓN

Época de Siembra: Mayo - Septiembre. Germinación 20-28 días a 12-15ºC. Mantener también temperaturas frescas durante el estado de plántulas.

Época de Floración: A partir de ½ de Noviembre hasta Marzo.


Las semillas germinan bien en un invernadero frío o después de someterlas durante 3 ó 4 semanas a 12-32ºC. Las semillas son muy pequeñas, responden a la luz y no se deben cubrir.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

LA BUGANBILIA



Uno de los arbustos más habituales y conocido por todos es la buganbilia, una especie que puede crecer y cultivarse tanto en el interior como en el exterior de casa. Hay múltiples variedades, dependiendo de cada una deberemos tener unos cuidados u otros: es importante consultar con nuestro viverista cuando queramos incluir algún ejemplar en nuestro jardín.

Eso sí, existe un mito sobre la dificultad para criar esta bella planta. Pero lo único relevante y a tener en cuenta es que debe estar en la zona geográfica adecuada, si no, se resistirá a crecer demasiado e incluso a florecer. A continuación, te facilitamos algunas respuestas a los problemas más comunes que suele plantearnos este espectacular arbusto:

Uno de los arbustos más habituales y conocido por todos es la buganbilia, una especie que puede crecer y cultivarse tanto en el interior como en el exterior de casa. Hay múltiples variedades, dependiendo de cada una deberemos tener unos cuidados u otros: es importante consultar con nuestro viverista cuando queramos incluir algún ejemplar en nuestro jardín.

Eso sí, existe un mito sobre la dificultad para criar esta bella planta. Pero lo único relevante y a tener en cuenta es que debe estar en la zona geográfica adecuada, si no, se resistirá a crecer demasiado e incluso a florecer.
A continuación, te facilitamos algunas respuestas a los problemas más comunes que suele plantearnos este espectacular arbusto:

¿Tiene manchas?
Si éstas son blanquecinas y blandas al tacto, tiene mildiú, u na enfermedad provocada por hongos. Para evitarlo, debes asegurar una buena ventilación y, como norma más importante, no debes humedecerla.

¿Pierde hojas?
Lo más probable es la falta de luz. En el otoño suele ser habitual si la planta es caduca. Elige un lugar bien soleado en tu parcela para la buganvilla y, si la tienes dentro de casa, puedes llevarla a una estancia algo más cálida y luminosa. Si esto sucede en verano, deberás dejarla en el exterior.

¿Se secan las hojas?
Es por el exceso de calor. Aunque se trata de una planta a la que le gustan las zonas cálidas, el exceso de temperatura, si no va acompañado de humedad, puede secar las hojas.

¿Tiene las hojas pequeñas?
Falta de abono. Es más habitual si el ejemplar ha sido plantado en una maceta y no se transplanta. Cuando están en el propio suelo del jardín es más difícil que suceda. Puedes solucionarlo abonando la planta con un fertilizante especial para arbustos con flor.

¿Sus hojas amarillean?
Lo más probable es que esté encharcada. Aunque necesita riegos copiosos según aumenta la temperatura, no tolera el encharcamiento. Es importante que la maceta tenga un buen drenaje. Déjala secar hasta que se recupere.

¿Ves telarañas?
Lo que sucede es que tiene ácaros. Este ejemplar necesita humedad elevada para contrarrestar el calor de zonas secas. Pulverízala para evitar su aparición. Si ya están en la planta, rocíala con un insecticida apropiado.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Catarantus, Pervinca, Vinca rosa, Pervinca rosa, Dominica



- Nombre científico o latino: Catharanthus roseus

- Sinónimo: Vinca rosea

- Nombre común o vulgar: Catarantus, Pervinca, Vinca rosa, Pervinca rosa, Dominica.

- Familia: Apocynaceae.

- Origen: Madagascar.

- Subarbusto perenne ramificado cultivado frecuentemente como anual en climas fríos.

- Altura: 30-40 cm.

- Hojas opuestas, simples, enteras, cortamente pecioladas, ovadas o elípticas.

- Flores: axilares o terminales solitarias, blanco, rosa intenso, rojo, violeta o bicolores de 3-4 cm de diámetro.

- Fruto difolículo.

- Época de floración: desde fines de primavera hasta el otoño.

- Contiene alcaloides de acción anticancerígena, que se emplean en la industria farmacéutica.

- En la actualidad se la usa para la obtención industrial de vincamina, sustancia empleada para la recuperación de accidentes cerebro-vasculares, traumatismos craneales e infartos de miocardio, así como para mejorar la circulación retiniana y para paliar síntomas asociados a insuficiencia circulatoria cerebral: vértigos, pérdida de memoria, trastornos de atención, jaquecas.

- La vinca minor se utilizaba antiguamente como estimulante del apetito, analgésico, cicatrizante y galactófugo.

- Usos: jardín, balcón e interior luminoso.

- Muy apropiada como cubresuelo para rocallas y bordes.

- Sus flores azules y sus hojas se desparraman entre la vegetación, entregando un llamativo colorido.

- Muy usada como planta de interior, en cuyo caso debe ponerse especial atención a que reciba buena iluminación.

- Luz: a pleno sol o semisombra. Prefieren el sol de la mañana.

- La luz favorece la floración, aunque en verano es recomendable que no reciba el sol directamente sobre el follaje, pues es muy sensible al calor. Ideal para cultivarla bajo árboles.

- Es muy débil frente al frío y las heladas. Plantarla al aire libre pasado el período de heladas.

- La temperatura ideal para cultivarla es entre 10°C y 32°C.

- Humedad ambiente: prefiere atmósfera húmeda. En verano pulverice las hojas pero las flores no.

- Resiste cualquier tipo de tierra bien drenada, siempre y cuando se mantenga húmeda todo el año.

- Riegos regulares, diarios en verano.

- Puede sufrir el ataque de pulgones, que se combaten con Dimetoato. Gusanos masticadores.

- Se reproduce a finales de otoño o en invierno mediante división o en primavera y verano por esquejes.

- También se puede multiplicar por semillas.

- Los almácigos se preparan en primavera y demoran hasta 3 semanas en germinar.

- Se trasplantan al lugar definitivo cuando la plántula tiene al menos 4 hojas, dejándolas separadas 30 cm entre una y otra.

martes, 24 de noviembre de 2009

CUIDADOS DE LA PIÑANONA



Costilla de Adán o Monstera es de fácil cultivo.


Humedad

Tolera bien el ambiente seco, pero agradece la pulverización, especialmente en verano.


Riego

Riego moderado. En invierno dale descanso, es decir:

- Regar mucho menos pero sin que el compost se seque del todo.

- Y proporciónele una temperatura más baja situando en habitación fresca.


Trastornos o Fisiopatías:

- Amarilleamiento de las hojas inferiores que posteriormente se vuelven marrones.

- Normalmente se produce en invierno por un exceso de riego, de forma que es conveniente dejar secar hasta su recuperación y posteriormente reducir la frecuencia de los riegos.

- Aparición de hojas con las puntas secas. Quizás sea debido a una carencia de potasio.

- Aparición de hojas pálidas. Normalmente se debe a deficiencias nutritivas.

- Aparición de manchas negras en las hojas. Temperaturas excesivamente bajas.

- Cuidado con las calefacciones en invierno. No aprecia nada el calor seco.

Plagas y enfermedades:

- Ataques de cochinillas, ácaros y trips que se combaten con los productos usuales.

- Manchas foliares, causadas por los siguientes hongos: Phytophthora, que origina lesiones irregulares de color pardo, Dactylaria, que produce pequeñas manchas y Cercospora, que da lugar a la aparición de pequeñas lesiones amarillas.

- Bacteriosis: Erwinia, que produce manchas concéntricas en las hojas y puede acabar con las plantas; Pseudomonas, que produce punteaduras circulares en las hojas; Xanthomonas, que da lugar a la aparición de bordes rojos.

- Se recomienda el control preventivo y el tratamiento con productos organocúpicos y antibióticos.

Multiplicación:

- La propagación se lleva a cabo en verano y generalmente se emplean esquejes apicales de tallo que se colocan directamente en la maceta definitiva.

- Debe mantenerse una temperatura aproximada de 25 ºC y nebulización para que el enraizamiento se produzca a las 4-6 semanas.

- También pueden utilizarse esquejes de nudo, con o sin hoja, con el inconveniente de que su crecimiento es más lento y la ventaja de la comodidad y el ahorro de espacio.

- La reproducción por semillas para la obtención de plantas madre sólo puede llevarse a cabo en climas tropicales, donde el coste de mantenimiento es bajo.

- La polinización tiene que ser manual, debido a la corta vida fértil de las flores y los frutos emplean entre 8 y 10 meses en madurar, tardando en obtener una planta vendible unos 12 meses desde la siembra.

martes, 17 de noviembre de 2009

LA NOCHEBUENA O POINSETTIA



Sea exigente cuando escoja su flor de Nochebuena

Cuando compre una flor de Nochebuena preste atención a las siguientes características:

Follaje espeso, abundante y de color verde oscuro.


Brotes agrupados muy juntos para que duren toda la temporada festiva.


Las hojas más pequeñas que rodean a los brotes amarillos deben estar coloreadas por completo. Si tienen partes verdes, esa planta perderá color rápidamente.


Si los brotes amarillos que se encuentran en el centro de la flor han comenzado a caerse o ya han desprendido polen (busque pequeños gránulos amarillos), se trata de una planta que ya no es joven.


Descarte las plantas que tengan hojas de color amarillo, blanco verdoso o que estén mustias. También deben descartarse las plantas que tengan brácteas (hojas por debajo de la flor) marchitas, rotas o descoloridas.


Como con cualquier otra planta, asegúrese que su flor de Nochebuena no tenga insectos ni enfermedades.

Una vez que haya elegido la flor de Nochebuena perfecta, no la deje en el auto mientras continúa haciendo compras. Una planta de interiores expuesta a vientos fríos o temperaturas por debajo de los 50º F puede sufrir daños o morirse. Pida en la tienda que le pongan la planta en una bolsa, pero no se olvide de retirar el envoltorio en cuanto llegue a casa.


Elija una maceta decorativa para la flor de Nochebuena.
El cuidado de la flor de Nochebuena

Es fácil cuidar la flor de Nochebuena durante toda la temporada festiva. Sólo tiene que seguir estas sencillas instrucciones:

Luz — la flor de Nochebuena necesita como mínimo 6 horas diarias de luz solar (no directa).


Temperatura — estas plantas prefieren temperaturas de entre 65º y 70º F durante el día y entre 60º y 65º F por la noche. Las temperaturas nocturnas más bajas ayudan a la flor de Nochebuena a mantener la viveza de su color. Proteja las plantas de las corrientes de aire tanto frías como calientes que provengan del exterior, sistemas de calefacción u otros electrodomésticos. Nunca deje la planta expuesta a temperaturas inferiores a 55º F.


Agua — la flor de Nochebuena se desarrolla bien en suelos húmedos, pero no mojados. En el momento en que la parte superior del suelo se seque, riegue la planta con agua que esté a temperatura ambiente. Al regar, deje que el agua salga por el orificio de drenaje de la maceta y luego quite el exceso de agua del plato. Si la maceta se encuentra envuelta en algún papel decorativo, córtelo por la parte inferior para que el agua de riego tenga por donde salir. Un error muy común que puede ocasionar la muerte de su planta es regarla en exceso y dejar parte de la maceta sumergida. Si su flor de Nochebuena comienza a marchitarse, la culpable podría ser el agua de riego, ya sea por exceso o por defecto. Si advierte que la planta está seca, riéguela de inmediato. Si nota que el recipiente pesa mucho y la tierra está mojada, deje que la planta se seque bien antes de regarla de nuevo.

Incorpore flores de Nochebuena a sus centros de mesa para las fiestas.
Arreglos florales sorprendentes

¿Está buscando maneras imaginativas de exhibir sus flores de Nochebuena?

Agrupe muchas de ellas en la chimenea, si no la está usando.


Incorpore flores de Nochebuena a sus centros de mesa para las fiestas.


En lugar de utilizar el consabido papel rojo, verde o dorado con el que se suelen envolver las flores de Nochebuena, logre un toque más atractivo para su arreglo floral simplemente colocándolo en un recipiente decorativo junto con otras macetas.


Elija plantas que combinen bien con la flor de Nochebuena. Por ejemplo, la hiedra variegata, el culantrillo y el ficus trepador pueden aportar un equilibrio al follaje exterior de la flor de Nochebuena.


Haga un árbol de flores de Nochebuena colocando plantas medianas en distintos niveles.