martes, 17 de noviembre de 2009

LA NOCHEBUENA O POINSETTIA



Sea exigente cuando escoja su flor de Nochebuena

Cuando compre una flor de Nochebuena preste atención a las siguientes características:

Follaje espeso, abundante y de color verde oscuro.


Brotes agrupados muy juntos para que duren toda la temporada festiva.


Las hojas más pequeñas que rodean a los brotes amarillos deben estar coloreadas por completo. Si tienen partes verdes, esa planta perderá color rápidamente.


Si los brotes amarillos que se encuentran en el centro de la flor han comenzado a caerse o ya han desprendido polen (busque pequeños gránulos amarillos), se trata de una planta que ya no es joven.


Descarte las plantas que tengan hojas de color amarillo, blanco verdoso o que estén mustias. También deben descartarse las plantas que tengan brácteas (hojas por debajo de la flor) marchitas, rotas o descoloridas.


Como con cualquier otra planta, asegúrese que su flor de Nochebuena no tenga insectos ni enfermedades.

Una vez que haya elegido la flor de Nochebuena perfecta, no la deje en el auto mientras continúa haciendo compras. Una planta de interiores expuesta a vientos fríos o temperaturas por debajo de los 50º F puede sufrir daños o morirse. Pida en la tienda que le pongan la planta en una bolsa, pero no se olvide de retirar el envoltorio en cuanto llegue a casa.


Elija una maceta decorativa para la flor de Nochebuena.
El cuidado de la flor de Nochebuena

Es fácil cuidar la flor de Nochebuena durante toda la temporada festiva. Sólo tiene que seguir estas sencillas instrucciones:

Luz — la flor de Nochebuena necesita como mínimo 6 horas diarias de luz solar (no directa).


Temperatura — estas plantas prefieren temperaturas de entre 65º y 70º F durante el día y entre 60º y 65º F por la noche. Las temperaturas nocturnas más bajas ayudan a la flor de Nochebuena a mantener la viveza de su color. Proteja las plantas de las corrientes de aire tanto frías como calientes que provengan del exterior, sistemas de calefacción u otros electrodomésticos. Nunca deje la planta expuesta a temperaturas inferiores a 55º F.


Agua — la flor de Nochebuena se desarrolla bien en suelos húmedos, pero no mojados. En el momento en que la parte superior del suelo se seque, riegue la planta con agua que esté a temperatura ambiente. Al regar, deje que el agua salga por el orificio de drenaje de la maceta y luego quite el exceso de agua del plato. Si la maceta se encuentra envuelta en algún papel decorativo, córtelo por la parte inferior para que el agua de riego tenga por donde salir. Un error muy común que puede ocasionar la muerte de su planta es regarla en exceso y dejar parte de la maceta sumergida. Si su flor de Nochebuena comienza a marchitarse, la culpable podría ser el agua de riego, ya sea por exceso o por defecto. Si advierte que la planta está seca, riéguela de inmediato. Si nota que el recipiente pesa mucho y la tierra está mojada, deje que la planta se seque bien antes de regarla de nuevo.

Incorpore flores de Nochebuena a sus centros de mesa para las fiestas.
Arreglos florales sorprendentes

¿Está buscando maneras imaginativas de exhibir sus flores de Nochebuena?

Agrupe muchas de ellas en la chimenea, si no la está usando.


Incorpore flores de Nochebuena a sus centros de mesa para las fiestas.


En lugar de utilizar el consabido papel rojo, verde o dorado con el que se suelen envolver las flores de Nochebuena, logre un toque más atractivo para su arreglo floral simplemente colocándolo en un recipiente decorativo junto con otras macetas.


Elija plantas que combinen bien con la flor de Nochebuena. Por ejemplo, la hiedra variegata, el culantrillo y el ficus trepador pueden aportar un equilibrio al follaje exterior de la flor de Nochebuena.


Haga un árbol de flores de Nochebuena colocando plantas medianas en distintos niveles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada